Menu
X
  • Velar para que en el proceso de parto y postparto, los protagonistas principales sean el bebé, la madre y el padre.
  • Respetar las condiciones éticas e ideológicas de la madre acordadas previamente.
  • Partiendo de una situación de salud y equilibrio psicoemocional de la madre y su acompañante, se debe garantizar el respeto a cada proceso y ritmo individuales del embarazo y del parto.
  • En caso de verse en la necesidad de utilizar ayuda terapéutica, se utilizarán con preferencia métodos blandos y los menos agresivos.
  • Se tratará al bebé durante todo el proceso con el máximo respeto, ya que es un individuo consciente, sensible y con entidad propia.
  • No se harán manipulaciones intervencionistas sistemáticas e innecesarias ni a la madre ni al bebé.
  • Consideramos recomendable para abordar un parto en casa de un modo consciente y responsable, el trabajo conjunto y preparación previa entre la/los interesados y el/la asistente.
  • Sería recomendable una actitud autocrítica y de revisión continua y constructiva por parte de la/el profesional.
  • Se apoyará y fomentará la lactancia materna como método que garantiza la salud y bienestar del bebé.
  • Consideramos la maternidad como un hecho tanto individual como social y, por tanto, necesitado de apoyo en lo económico, cultural, político y laboral.

© Copyright 2016 | Todos los derechos reservados